Cultura de Innovación – Foro FPNT

Innovación es algo que ha surgido en los últimos años como uno de los procesos importantes para compañías e instituciones y ha sido identificado como un factor crítico para mejorar la competitividad de las mismas.

Sin embargo, muchos ven la innovación como un método y tratan de implementar innovación con una serie de herramientas, de procesos y de modelos. Si bien estos procesos, herramientas y modelos son de mucha importancia, palidecen con la importancia de crear una cultura de innovación dentro de la empresa. Sin una cultura de innovación los resultados esperados dejan de ser óptimos y en casos extremos no producen resultados y desmotivan a la organización.

Para hacer de la innovación una ventaja competitiva sustentable, esta debe volverse en un estilo de vida, debe permear la organización y afectar conceptos, productos, servicios y practicas internas. En la visión más perfecta, innovación no solo cambia los productos y servicios que se ofrecen, sino además transforma a la compañía desde el interior. Entonces el dilema es: ¿Cómo crear esta cultura de innovación? La respuesta es relativamente sencilla de explicar, pero se antoja difícil en su implementación porque requiere de un cambio de cultura personal, de un compromiso de largo plazo y desde el punto de vista gerencial, de aceptar que la organización debe tomar mayores riesgos y delegar la autoridad para implementar los frutos de la innovación.

Para implementar esta cultura es necesario identificar personal a diferentes niveles de la organización con el perfil adecuado para aceptar innovación como un modo de vida, que se conviertan en los agentes de cambio y ayuden a establecer una red distribuida dentro de la organización que implemente y ponga en práctica la innovación.

Un punto importante a reconocer es que no todos dentro de una organización van a aceptar este cambio y, a decir verdad, no es necesario que todos lo adopten; pero si es necesario lograr una masa crítica que sostenga la institucionalización de la cultura.

El ambiente ideal para innovación no solo contempla recursos y estructuras organizacionales, sino también con el apoyo moral que permita a todos a tomar mayores riesgos, que le permita experimentar para encontrar las soluciones nuevas y novedosas y permitir la implementación directa de ellas.

En pocas palabras, la dirección debe aceptar un mayor nivel de toma de riesgo, de fallas durante el proceso de experimentación y de implementación directa sin que requiera de aprobación gerencial en muchos de los casos.

El personal debe conocer el estado del arte de la tecnología y de los métodos que está tratando innovar. Para llegar a este punto, hay que poner en movimiento iniciativas deliberadas que guíen y aceleren la curva de aprendizaje; que generen los espacios de aprendizaje y experimentar. Hay que crear un ambiente que tolere y, en su máxima expresión, que prospere dentro del cambio.

El objetivo final es generar una organización pensante y dinámica, que invite el cambio y que sea exitosa ante las oleadas de cambios. Que administre de una manera diligente los recursos y tiempos de la organización; que entienda, implemente y logre el propósito estratégico de negocios.

La experiencia nos dice que crear la cultura de innovación es un proceso que toma varios años, pero también nos dice que da resultados inmediatos: primero mejorando o haciendo innovación incremental para luego hacer innovación radical.

Las organizaciones que llegan a la cúspide de cultura de innovación no necesitan hacer evaluaciones comparativas de la competencia, estas organizaciones se vuelven el modelo que la competencia tiene que seguir.

Colaboración: Ing. Lorenzo G. Rodríguez Rios 

Dejar un comentario